Lucha y resistencia por el transporte público

La empresa de colectivos que monopoliza el servicio en la ciudad, con el aval del municipio y del Gobierno provincial, aplica aumentos discrecionales y modifica recorridos sin audiencias públicas. El intento para cercenar el boleto educativo.

Por Gabriela Galarza y Nicolás Forlani

Publicada en [R]umbo N°30

La dolarización de las tarifas y los combustibles, así como el recorte en los subsidios en el transporte público que viene llevando adelante el Gobierno nacional, encuentra expresión local en las reiteradas “actualizaciones” del costo del boleto de colectivo en la ciudad de Río Cuarto.

En nuestra ciudad hace años el transporte público está bajo una estructura monopólica que ejerce la empresa SAT (Sociedad Anónima de Transporte), que aumenta sistemáticamente -semestre a semestre- el costo del boleto, ubicándolo hoy entre los más caros del país (18 pesos). Avalado por el gobierno local y el provincial, el transporte público se convierte cada vez más en un privilegio que en lo que es: un derecho público. Así, al tiempo que la empresa modifica recorridos sin audiencias públicas para reducir costos, las y los usuarios nos vemos cada día con mayores dificultades para llegar a distintos puntos de la ciudad, entre ellos la propia universidad.

IMAGEN NOTA RIO CUARTO

Capítulo propio merece lo efectuado por el gobernador, Juan Schiaretti, al cercenar el derecho de más de 500 estudiantes de la Universidad Nacional de Río Cuarto de acceder al boleto educativo gratuito, al establecer un tope a la inscripción en el registro de beneficiarias y beneficiarios del boleto.

La reacción de las organizaciones sociales y estudiantiles fue la que permitió visibilizar esta política abierta de recorte y ajuste, obligando al propio Gobierno provincial a habilitar una mesa de negociación con las y los referentes estudiantiles. Esta negociación se basaba en inscribir nuevamente a los estudiantes que no pudieron realizar el trámite del boleto educativo gratuito, pero fue otra promesa incumplida, ya que al día de hoy siguen sin acceder al beneficio.

Desde Seamos Libres Río Cuarto no solo hemos tenido una activa participación en las movilizaciones reivindicativas de los derechos que no están siendo garantizados en materia de acceso y discusión respecto al transporte público, sino que también nos hemos propuesto elaborar una programática tendiente a la reconfiguración del sistema de transporte, que apunte a consagrar el derecho colectivo a la ciudad.

Consideramos en tal sentido que este monopolio privado debe acabar, que el acceso al servicio debe llegar a todos los puntos de la ciudad y con un costo racional, teniendo en cuenta que es el mismo valor del boleto para todas las distancias que realizamos. Es por esto que sostenemos que la  empresa de transporte debe ser estatal, manejada por las y los trabajadores y con control ciudadano

Que el transporte sea popular. Que la provincia no lo vuelva a recortar.

Compartí este post: