Una cooperativa En Movimiento

La cooperativa Madres de Plaza de Mayo, que integra Seamos Libres, diseñó un sistema para trasladar su merendero y sus talleres hacia los barrios más alejados.

Por José La Mónica

Publicada en [R]umbo N°20

El 20 de Mayo no fue día más para la Cooperativa Madres de Plaza de Mayo, de Santiago del Estero. En el Barrio Ejército Argentino de la capital provincial, logró poner en marcha el Centro Barrial En Movimiento, espacio que cuenta con un merendero y en el que se realizan actividades y talleres informativos para replicar la experiencia del Centro Barrial Huellitas, que ya viene trabajando la contención social de los vecinos y vecinas del barrio, pero que por su lejanía se dificulta el acceso.

En Movimiento tiene como finalidad trasladar cada 15 días el espacio del merendero a las casas de las madres que colaboran y que además forman parte del Huellitas, para realizar talleres a través de actividades lúdicas con los niños y niñas del barrio que por cuestiones de distancia y falta de recursos no pueden trasladarse para merendar y realizar las distintas actividades.

“En Movimiento surgió desde el espacio que tienen las madres en el Centro Barrial Huellitas. Desde esta iniciativa se espera que cada niño se apropie de ese lugar, dándole un color diferente a las tardes, donde cada actividad realizada siempre marque un antes y un después”, cuenta con orgullo Carina Guzmán, responsable de Huellitas y referente del Barrio Ejército Argentino.

La primera tarea que tiene En Movimiento es planificar y elegir el destino en donde armará las actividades. Tiene a su favor que puede utilizar las residencias de las mamás que colaboran con el merendero, para luego seleccionar siempre en función de las ideas y los saberes con las que cuentan y así poder elaborar los distintos talleres para los niños y niñas del barrio.

“Desde el Centro Barrial en Movimiento intentamos generar un espacio de integración comunitaria tendiente a la contención, escucha y encuentro para los niños y niñas y las familias del barrio”, explica Guzmán, sobre la función que cumplen desde el Centro Barrial, ante la falta de respuesta estatal para los sectores más vulnerables de la capital de Santiago del Estero. Con diferentes temáticas y problemáticas, en el Centro Barrial utilizan técnicas de educación popular y adoptan herramientas disparadoras, como la proyección de vídeos o películas, que permiten generar un clima de armonía y distensión para los participantes.

El Centro Barrial también cuenta con un gabinete especializado que organiza charlas que tratan temáticas que van desde información sobre violencia de género hasta la prevención de adicciones para los vecinos y las vecinas del barrio Ejército Argentino.

“Cada taller y cada actividad que realizamos tienen como finalidad dejar un mensaje positivo para las vidas de estos chicos”, agrega con una sonrisa la responsable del Huellitas, que delata sus expectativas sobre el nuevo espacio para los vecinos del barrio de la capital santiagueña.

Compartí este post: