Vivienda digna, un reclamo de los barrios

Seamos Libres movilizó al Instituto Provincial de Vivienda y exigió respuestas inmediatas. La organización popular abrió las puertas a futuras soluciones.

Publicada en [R]umbo N°20

La falta de acceso a la vivienda y un hábitat adecuado es un problema que se reproduce a lo largo y ancho de nuestro país, tanto en las grandes ciudades como en pequeñas localidades en las que la disputa por la tierra se vuelve una tarea fundamental de las organizaciones del pueblo. Y Tucumán no es la excepción que confirma la regla: miles de familias todavía no cuentan con las condiciones básicas de un hogar. Falta de acceso a los servicios básicos, hacinamiento y estructuras precarias que han sido dañadas por las condiciones climáticas son algunos de los obstáculos a esquivar día a día.

La lucha por una vivienda digna no puede ser simplemente un eslogan. Son cada vez más quienes sufren por el avance de un modelo económico que atenta contra nuestros derechos y, mientras tanto, un sector de la clase política utiliza recursos destinados a solucionar estos problemas como moneda de cambio y prebendas. Es hora que intendentes, legisladores y concejales tucumanos finalicen estas prácticas y asuman la responsabilidad por la que el pueblo los ha puesto en sus bancas.

En las últimas semanas, la reivindicación volvió a hacerse lucha en las calles. Seamos Libres se movilizó hasta el Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (IPVDU) luego de esperar cuatro meses, en los que no obtuvo respuestas a sus reiterados pedidos de viviendas, módulos habitacionales y mejoramiento de viviendas precarias para los barrios populares. Más de 400 compañeras y compañeros marcharon en reclamo a las promesas incumplidas del gobierno y por la urgente respuesta a su pedido de soluciones inmediatas.

Tras esperar 45 minutos, fueron recibidos por funcionarios del organismo, que se comprometieron a dar lugar a una mesa de trabajo conjunta que promueva el cumplimiento de la ley de emergencia habitacional. Planificar el relevamiento de las necesidades y la ejecución de los fondos correspondientes no es una alternativa, es una responsabilidad que el estado provincial debe asumir urgentemente y Seamos Libres Tucumán seguirá haciendo lo necesario para que esto suceda.

Compartí este post: